diumenge, 13 de desembre de 2015

El peligro del FN no ha desaparecido


NOTA RÁPIDA ANTE LOS INDICIOS DE RESULTADOS ELECTORALES EN FRANCIA.

Es un alivio que —según los sondeos— el partido fascista disfrazado, el Front National (FN), no haya ganado el control de ninguna región de Francia, pero la situación es muy, muy grave.

En la primera ronda electoral el domingo pasado, el FN obtuvo el 27,73% de los votos y ganó en seis regiones; fue el partido más votado.

Esta vez no ha logrado el control de las administraciones regionales; según parece, gracias a dos factores. Por un lado, ha habido una mayor participación, en comparación con la alta tasa de abstención de la primera ronda. Por el otro, el Partido Socialista ha retirado sus listas en algunas regiones clave y ha pedido el voto al partido de Sarkozy.