divendres, 17 de juliol de 2015

OXI: Sí a la solidaritat internacional. No a culpar "els alemanys"


Protesta per Grècia a Berlín
El 15 de juliol va ser una jornada magnífica de solidaritat internacional, internacionalista; evidentment, farà falta molta més lluita, sobretot a Grècia, per resistir-se davant l'austeritat. El que em sembla que no hem de fer sota cap concepte és deixar-nos emportar cap a culpar "els alemanys" del que està passant.

Bastants persones, la majoria d'esquerres (altres, segurament, de l'altre costat), estan demanant boicots a empreses o productes alemanys. Deixant de banda la feblesa dels boicots de consumidors, en comparació amb el poder de les vagues (com la vaga d'ahir a Grècia) això només provoca confusió.

dimecres, 15 de juliol de 2015

Grecia: ¡OXI significa No!


Este texto es una versión en castellano de una nota publicada en la página de Facebook de En lluita.También es la continuación del análisis en este artículo.

El pasado 5 de julio, el pueblo de Grecia respondió a las exigencias de la troika con un magnífico voto del 61,3% para el OXI, el no. El análisis posterior demuestra que el rechazo procedía sobre todo de la gente trabajadora o pobre, y de gente joven. También es notable que la mayoría por el "No" fue aún mayor entre las mujeres que entre los hombres: una buena respuesta al intento explícito del partido conservador de provocar el miedo entre las votantes femeninas.

Se suponía que el No a la austeridad quedaba claro, pero el gobierno de Syriza no esperó nada antes de preparar una nueva propuesta de "rescate", con nuevos recortes. Supuso una traición al voto popular. Es muy triste que una parte importante de los y las diputadas de la Plataforma de izquierda de Syriza votasen en el parlamento a favor de la propuesta (sólo dos votaron en contra). Pero los dirigentes europeos querían más: exigieron una rendición total por parte del gobierno griego, con aún más ataques a las condiciones de vida de la población. Al final de una cumbre que se ha descrito como "una sesión de tortura", Alex Tsipras cedió ante estas demandas.