dilluns, 29 de desembre de 2014

¿Sólo fascistas votan a los fascistas?

Surgió un debate interesante en la reciente asamblea de KEERFA, el movimiento antifascista de Grecia (la asamblea coincidió con un encuentro antifascista internacional, ver Karvala 2014b). ¿Cómo definimos a la gente que vota a los fascistas?

Contradicciones en el voto de derechas

A menudo, en el movimiento unitario contra el fascismo, insistimos en que muchas personas que votan a los partidos fascistas realmente no son fascistas. Por este motivo, las campañas que señalan la naturaleza real de estos partidos reducen su apoyo electoral. En cambio, en algunas ponencias en la asamblea se argumentó exactamente lo contrario. Se afirmó que, dado que Amanecer Dorado es claramente una organización fascista, quienes la votan también deben ser fascistas. Con partidos como el Front National (FN) o Plataforma per Catalunya, que se esconden tras una máscara de respetabilidad, se puede aceptar que mucha gente los vota sin saber qué son (ver Karvala 2014a), pero en el caso de Amanecer Dorado, que tiene una estética abiertamente nazi, parece obvio que nadie excepto un nazi los votaría. Sin embargo, no es tan sencillo.