divendres, 26 d’abril de 2013

Una nota acerca del “Manifiesto antifascista europeo”

Manifestación unitaria contra los nazis, Atenas, 19/01/13
Hacia finales de febrero de este año, apareció en Internet un “Manifiesto antifascista europeo”, con varias adhesiones significativas [VVAA, 2013]. Éste me provocó reacciones diversas, tanto positivas como negativas.

Primero lo positivo.

El manifiesto señala el crecimiento de la extrema derecha como un grave peligro, ante el cual hace falta movilizarse. Explica, además, que la naturaleza internacional del fascismo actual implica que haría falta una mayor coordinación internacional entre los movimientos opuestos a la extrema derecha. Con todo esto, estoy totalmente de acuerdo.

Es más, como un activista de Unitat contra el feixisme i el racisme (UCFR) en Catalunya, que lleva varios años trabajando a favor de una lucha unitaria contra la extrema derecha, sólo puedo dar la bienvenida al hecho de que algunas personas que antes se mostraban reticentes, incluso hostiles, ante la idea de crear un movimiento dirigido contra el fascismo ahora firmen un manifiesto a favor. [Esteban Ibarra, de Movimiento Contra la Intolerancia, que lleva años trabajando en Madrid contra la extrema derecha, me comentó que los firmantes incluyen a personas que habían cuestionado la necesidad de este trabajo].

Sin embargo, el manifiesto me preocupó —de hecho me molestó— por varios motivos.