dijous, 9 d’agost de 2012

La larga sombra del estalinismo

Introducción
El marxismo y el estalinismo histórico
   El marxismo: la liberación desde abajo
   El estalinismo y el ultraizquierdismo internacional
   El estalinismo y el frente popular
   La guerra fría: ¿lucha de clases o bloques imperialistas?
Trotskismo y estalinismo
El estalinismo en la izquierda de hoy
   El antifascismo radical
   Ecos del frente popular
   Política internacional
Los y las activistas estalinistas hoy: ni santos ni demonios
Bibliografía
Bajar el documento en PDF (DIN A4) · Bajar e-book en PDF (deja un comentario, por favor, si hay problemas con el formato)

Introducción

En teoría, el estalinismo tenía que haber muerto hace muchos años. Stalin murió en 1953. El Estado que él controló durante décadas, la URSS, dejó de existir en 1991. La red mundial de partidos comunistas, fieles a los dictados de Moscú, se marchitó hace décadas y ha quedado reducida a un mero fantasma de su antigua fuerza monolítica.

Pero si bien es cierto que el estalinismo ya no domina a la izquierda, quedan rastros de él. Aun estando muerto, cadenas enteras de su ADN siguen encontrándose en la herencia genética de muchos sectores —incluso los menos esperados— de la izquierda actual.

Es un hecho que en muchos debates actuales de la izquierda, se oyen argumentos e ideas que fueron fomentados durante la larga y grisácea época del estalinismo. En la lucha contra el fascismo; en lo que se refiere a las alianzas y candidaturas electorales de la izquierda; en los análisis de la política internacional, y especialmente ahora en referencia a Siria… son numerosas las posiciones heredadas —en general inconscientemente— del estalinismo.

diumenge, 5 d’agost de 2012

Cosas extrañas de Democracia Real Ya

Tengo que escribir un artículo para el próximo número de En lucha (www.enlucha.org), sobre “Su democracia y la nuestra”. Así que se me ocurrió mirar qué dice Democracia Real Ya (DRY) http://www.democraciarealya.org. Y me he dejado distraer bastante.

En su página de Facebook, topo con críticas respecto a la convocatoria “tomar el congreso” del 25 de septiembre. Plantean la pregunta “¿Crees que es conveniente apoyar acciones como la de ‘tomar el Congreso’, sabiendo lo delicada que es la situación y que puede precipitar que más adelante no se pueda hacer algo más ‘legal’ que permita cambiar las cosas de verdad?” (post, 4/08/12). Veo que Ada Colau, de la Plataforma de Afectados/as por la Hipoteca, una persona a la que respeto mucho, ha votado que “NO, para abrir un proceso constituyente hace falta una hoja de ruta clara”. Ningún problema; es razonable tener dudas al respecto, son cosas que hay que debatir.