dissabte, 19 de desembre de 2009

En el nombre del padre del pastelero del Raval

Pasó hace 20 años y mis recuerdos, inevitablemente, se han mezclado con las imágenes de la película… yo estuve allí, delante del alto tribunal de Londres, cuando los cuatro de Guildford fueron liberados, tras pasar unos 15 años en la cárcel por un crimen que no habían cometido; hechos relatados pocos años después en la película En el nombre del padre.

También vivía en Gran Bretaña durante la campaña de atentados del IRA a los pubs frecuentados por soldados. Hubo un ambiente de paranoia y pánico que provocó más de un ataque racista a la importante comunidad de inmigrantes irlandeses en el país, e impulsó a la policía a buscar culpables a toda costa. Así que los cuatro de Guildford fueron condenados en base a confesiones —como supimos más tarde, extraídas bajo tortura— y los seis de Birmingham —que pasarían unos 16 años en la cárcel— fueron condenados con pruebas forenses que mucho más tarde se demostró que eran falsas, por mencionar sólo dos ejemplos.