dissabte, 14 de novembre de 2009

Cambiar el mundo para salvar el planeta

Este diciembre, se celebrará en Copenhague la Cumbre Climática de la ONU. Las recientes inundaciones en todo el mundo demuestran que algo debe hacerse urgentemente. Aquí se argumenta que la solución va mucho más allá de lo que se acordará en esta cumbre, y que hace falta un cambio social radical. Artículo aparecido en La Hiedra, noviembre de 2009.
A principios del mes pasado, Murcia vivió unas inundaciones récord. Ocurrió lo mismo en Filipinas, India, Turquía… Con el cambio climático, estas condiciones meteorológicas extremas serán cada vez más frecuentes.
El ejemplo más conocido es el del Huracán Katrina que —ayudado por los recortes presupuestarios de George Bush— arrasó Nueva Orleans en 2005, provocando miles de muertes.
Un reciente informe científico del Programa de la ONU para el Medio Ambiente cita otros ejemplos, que van desde vientos récord en Cuba y la peor sequía en 70 años en México, hasta importantes nevadas en Johannesburgo.
Estas condiciones extremas demuestran que el cambio climático no significa que podremos ir en camiseta en invierno. Supone un enorme reto para la humanidad. Debemos entenderlo para poder luchar contra sus causas.