dimarts, 29 de setembre de 2009

Barcelona, Washington y Palestina: hay que impulsar el boicot a Israel

Artículo publicado en Rebelión.

Debe haber pocas conexiones entre el Parc de la Ciutadella de Barcelona y los jardines de la Casa Blanca, pero estos días los relaciona el conflicto palestino-israelí. Washington, por supuesto, tiene rodaje en el tema. Como se ha anunciado estos días, el Presidente Obama se reunirá con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, para retomar el “diálogo de paz” en Oriente Medio.

diumenge, 13 de setembre de 2009

El boicot a Israel i la Noa a la Diada

Com una de les persones de la Plataforma Aturem la Guerra que van impulsar i participar a l’acció de protesta davant la participació de la Noa a l’acte institucional de la Diada, he escrit aquesta llarga nota. Són reflexions que tracten els motius de la protesta, els atacs rebuts, i els futurs objectius del moviment. Són llargues, però hi ha molt per contestar. No reflecteixen la posició de la Plataforma, sinó que són la meva opinió, com a membre del grup En lluita.

Ha quedat palès que l’acció de protesta davant la participació de la Noa a la Diada, duta a terme per la Plataforma Aturem la Guerra amb el suport de diversos grups de solidaritat amb Palestina, ha aixecat molta polèmica, i encara més confusió i distorsió. Aquí vull fer unes reflexions respecte a aquesta polèmica, i sobre la qüestió més general del boicot a l’Estat d’Israel.

dimarts, 1 de setembre de 2009

Irán explota: democracia, lucha de clases y justicia social

Artículo publicado en La Hiedra, septiembre de 2009

Las elecciones presidenciales en Irán del pasado junio provocaron las mayores protestas en el país desde la revolución de 1979. David Karvala analiza el significado del conflicto y los debates que se han abierto en la izquierda anticapitalista occidental.

Las elecciones presidenciales celebradas en Irán el viernes 12 de junio fueron la culminación de una campaña electoral excepcionalmente activa. Los resultados oficiales, anunciados a las dos horas de cerrarse las urnas, dieron una mayoría del 62,3% al actual presidente, Ahmadineyad, frente al 33,7% de su principal rival, Mir Husein Musaví.
Se produjo una gran e inédita reacción inmediata, con manifestaciones en la calle, que denunciaban un fraude por parte del Estado, y en las que se preguntaba : “¿dónde está mi voto?”. Las protestas, que llegaron a involucrar a millones de personas, fueron recibidas con represión por parte del Estado iraní, así como de las fuerzas paramilitares leales al régimen.