dimecres, 1 de març de 2000

Su democracia y la nuestra

De En Lucha Nº 49, marzo de 2000

En principio, parece que la democracia es una cosa sencilla, y que todos debemos estar a favor de ella, como si de pan caliente o agua fresca se tratase.

Pero luego se oye a Aznar definirse de demócrata, frente a los "antidemócratas", los que quieren que el pueblo vasco pueda decidir sobre su independencia.

Después se oye a Robles Fraga, sobrino del mismísimo ex-ministro franquista, tachar de antidemócratas a los que lucharon contra los suyos cuando éstos estaban al cargo de la dictadura.

Al otro lado del charco, los dirigentes estadounidenses dicen que quieren aportar democracia a Cuba, de la misma manera, tal vez, que lo hicieron con su ayuda a Pinochet en Chile, y en otros muchos casos antes y después.