dimecres, 1 d’octubre de 1997

¿En qué deberíamos ser como el Che?

Artículo aparecido en Socialismo Internacional no. 23, octubre de 1997. Apareció por primera vez en Murros, entonces la revista de Kommunistinuoret, la juventud comunista de Finlandia, que llegó a ser Sosialistiliitto, la Liga Socialista.

Treinta años después de su asesinato, millones de personas en todo el mundo todavía miran hacia la figura de Che Guevara. En un mundo cuya política está dominada, por un lado, por los discípulos del neoliberalismo —defensores sin críticas de un sistema que produce pobreza y guerra— y por el otro, los partidos “socialistas” —que aceptan que el dinero y el mercado son más importantes que las necesidades de la gente—, su ejemplo de lucha y autosacrificio sobresale. Representa la imagen de un revolucionario de verdad, realmente comprometido en la lucha contra la opresión, y por un cambio del mundo.

Pero ¿qué podemos aprender del pensamiento del Che que nos ayude en nuestras luchas hoy en día?

diumenge, 1 de juny de 1997

¿Qué hay detrás de la victoria de Blair?

Artículo publicado en la revista Socialismo Internacional, precursora de En lucha y La Hiedra, en junio de 1997.

Las elecciones británicas de 1 de mayo dejaron a más de la mitad de los diputados del Partido conservador donde durante 18 años habían enviado a millones de trabajadores, al paro. Su derrota produjo alegría para millones de personas en toda Gran Bretaña.

Pero ¿por qué los conservadores duraron tanto tiempo en el poder? Y ¿qué representa el Nuevo Laborismo? Según gran parte de la prensa, fue la brillantez de Tony Blair la que derrotó a los conservadores, por lo que varios líderes socialdemócratas europeos quieren presentarse como el Blair de su país. La verdad es muy distinta. Para entender lo que ha pasado, deberíamos mirar la historia del reinado conservador.

divendres, 25 d’abril de 1997

El marxismo, la ciencia y la verdad

Es un texto largo. Se puede bajar e imprimir, desde GoogleDocs

“El problema de si al pensamiento humano se le puede atribuir una verdad objetiva, no es un problema teórico, sino un problema práctico. Es en la práctica donde el hombre tiene que demostrar la verdad, es decir, la realidad y el poderío, la terrenalidad de su pensamiento. El litigio sobre la realidad o irrealidad de un pensamiento que se aísla de la práctica, es un problema escolástico.”

“Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo.”

Marx, 2ª y 11ª Tesis sobre Feuerbach

Introducción

El marxismo ofrece una explicación del mundo y unas propuestas para luchar por cambiarlo.

Pero hay otros muchos puntos de vista, desde otras versiones del marxismo, al anarquismo, liberalismo, conservadurismo, fascismo y, entre los ‘intelectuales’, posmodernismo, que tienen análisis diferentes del mundo, y propuestas diferentes para solucionar lo que ven como sus problemas. La alternativa, la oposición, más fuerte al marxismo es la ideología burguesa, que se refleja en mayor o menor grado en todas estas variantes de opinión.

dimarts, 1 d’abril de 1997

Era la URSS socialista?

Fullet editat pel grup Socialisme Internacional, abril de 1997.

Aquesta qüestió pot semblar només històrica i molt abstracta, així doncs, per què és important?

Vivim en un món on milions de persones es moren cada any en guerres o de fam, on milions de persones pateixen pobresa i violència quotidiana. A l’Estat espanyol milions de persones no tenen feina, no tenen cases dignes, etc. Tots i totes ho sabem, i tots i totes volem que la situació canviï.

Molta gent està d’acord que les coses van malament, però quan diem que s’ha d’acabar amb el sistema social que produeix aquests problemes, ens diuen que no és possible.

Diuen que el socialisme ha fracassat amb la derrota dels països de l’Est, i que ja no hi ha cap alternativa al capitalisme. En el millor dels casos, diuen, es poden millorar parcialment les nostres condicions de vida, però qualsevol intent de plantejar alternatives generals a aquest sistema conduirà a l’estalinisme, a la burocràcia i als camps de concentració, els Gulag.